El confort ha sido siempre un punto de partida en el negocio de la hospitalidad. Todos los hoteles, sin excepción, se ocupan de lograr una experiencia bastante cómoda para sus huéspedes. Es por esto que a menudo oímos expresiones cotidianas que evocan este lugar “como en un hotel” y lo atribuyen como un aspecto calificativo positivo. 

Ahora, en la era digital, donde los ciudadanos somos globales porque podemos trascender las fronteras geográficas a través de una pantalla, el concepto de confort se vuelve mucho más amplio y presenta muchos más parámetros de medición. La vara actualmente está muy alta porque la hotelería hace parte de un mundo dinámico al alcance de todos. 

Como expertos en el sector hotelero textil, en Distrihogar, hemos logrado identificar atributos no explícitos que hacen de la experiencia de los huéspedes una de alto valor. El más importante, siendo quizás, la confianza. Cuando viajamos, la seguridad es para muchos uno de los puntos más vulnerables. Por eso, nuestras elecciones favorecen siempre a aquellos que nos generan confianza. Pero cómo hacemos evidente esa garantía? En una habitación, por ejemplo, la limpieza juega un papel determinante. “Cuántas personas habrán usado esto?” es una pregunta que debemos evitar a toda costa. La invitación, más bien, es a que los huéspedes sientan que cada detalle se pensó para ellos. 

Cada vez más, ayudamos a generar valor a nuestros clientes atendiendo su necesidad de que todo se pueda lavar fácilmente. Incluso el lavado es uno de los servicios que ofrecemos hoy, porque sabemos y estamos convencidos que la sensación de confianza es tan íntima y personal como el acto de dormir. 

Almohadas antibacteriales y colchones que se protegen con protectores frescos y lavables, sábanas de la más alta calidad que resisten más de cien ciclos de lavado al año, plumones y covers que no sólo cobijan sino que visten un espacio entero…

En Distrihogar trabajamos para que las personas puedan soñar. Por esto, somos tu aliado a la hora de brindar la mejor experiencia a tus huéspedes. Que nada les quite el sueño! 

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *